Análisis del Samsung Galaxy Z Flip 3

Análisis del Samsung Galaxy Z Flip 3

El Galaxy Z Flip de Samsung ha vuelto, y tiene aún más que ofrecer que su predecesor. 
Con su bajo precio (a partir de 1049 euros), sus siete colores y sus numerosas carcasas, el Samsung Galaxy Z Flip 3 podría ser el primer teléfono plegable que te plantees comprar. Con un precio mucho más bajo, ¿será el primer smartphone plegable que se convierta en un éxito de ventas? 

Diseño del Samsung Galaxy Z Flip 3

El diseño del Galaxy Z Flip 3 es decididamente innovador, con un principio clave: plegarse para ocupar el menor espacio posible en el bolsillo.
El smartphone es ultracompacto, cabe perfectamente en el bolsillo y su parte trasera está cubierta de Gorilla Glass Victus con un chasis de aluminio reforzado que debería acallar a las malas lenguas que no se fían de la solidez de un producto así. El dispositivo es cómodo de usar y tiene un acabado impecable.
El Flip es ahora resistente al agua (tiene la certificación IPX8), lo que significa que el diseño está completamente sellado contra el polvo, que antes suponía un riesgo para la bisagra.
Samsung ha recorrido un camino increíble al convertir un dispositivo "prototipo" en un producto real, cotidiano y atractivo.

Samsung Galaxy Z flip 3

Pantalla

El Galaxy Z Flip 3 cuenta con una pantalla AMOLED con definición Full HD+, con una tasa de refresco de 120 Hz. El ratio aquí es de 22:9, que es un poco diferente de la gran mayoría de los smartphones de 2021.

Al igual que el Galaxy Z Fold 3, el Galaxy Z Flip tiene dos pantallas: 

  • En su interior, una pantalla flexible Dynamic AMOLED de 6,7 pulgadas con una frecuencia de refresco de 120 Hz (2640 x 1080 píxeles, 425 ppi). Todavía recubierto con una fina capa de UTG (Ultra-Thin-Glass), el tacto es similar al del cristal de nuestros smartphones tradicionales y la curvatura, si bien sigue siendo claramente visible desde el lateral, no dificulta en absoluto el uso del dispositivo.
    Como siempre con Samsung, la pantalla es excepcional: contraste infinito, colores brillantes, ángulos de visión perfectos, alta densidad de píxeles para una pantalla ultraprecisa, HDR10+, etc.
  • En el exterior, el Galaxy Z Flip 3 también cuenta con un segundo panel Super AMOLED de 1,9 pulgadas en su panel superior, cerca de los dos sensores de la cámara, que está bastante elegantemente integrado, y puede mostrar hasta cuatro líneas de texto a la vez para mostrar notificaciones, el tiempo, alarmas, etc.

 

Samsung Galaxy Z flip 3

Software y rendimiento

En cuanto al software, nos encontramos con Android 11 impulsado por la superposición de software interno de Samsung, OneUI, aquí en la versión 3.1. Como es habitual en Samsung, la experiencia de usuario es ejemplar.
En este caso, la naturaleza plegable del teléfono inteligente también se utilizará en algunas aplicaciones para separar diferentes partes de la pantalla, como la capacidad de "separar" ciertas áreas de la pantalla para mostrarlas en la parte superior o inferior. 
Si sus especificaciones sirven de algo, el Galaxy Z Flip 3 es un smartphone muy premium. Equipado con el SoC Qualcomm Snapdragon 888, 8GB de RAM y compatibilidad con 5G, el Galaxy Z Flip 3 se posiciona en el segmento premium, junto a smartphones como el Xiaomi Mi 11 Ultra y el Sony Xperia 1 III,

Foto

A pesar de ser un smartphone plegable, las cámaras del Galaxy Z Flip 3 siguen la tendencia de los smartphones de gama alta de Samsung de este año.
El Samsung Galaxy Z Flip 3 tiene una cámara principal de un sensor de 12MP con autoenfoque Dual Pixel y OIS y una secundaria de 12MP ultra ancha. La cámara selfie es de 10 MP, y es ideal para las videollamadas y para mantenerse en contacto con amigos y familiares, así como para tomar alguna que otra foto.
El sensor principal ofrece funciones como el autofoco, los píxeles duales, el flash y el seguimiento del autofoco.
Por tanto, lo más destacado de la cámara del Galaxy Z Flip 3 no son las cámaras en sí, sino la posibilidad de utilizar el sensor principal como cámara selfie.

Duración de la batería

A pesar de todas estas impresionantes características, el Galaxy Z Flip 3 se conformará con una batería de 3300 mAh. El Z Flip 3 admite la carga rápida de 15W, así como la carga inalámbrica y la carga inalámbrica inversa.
Con un uso medio o intenso, utilizando la pantalla configurada a 120Hz de frecuencia de refresco adaptativa y 80% de brillo, apenas conseguimos pasar un día. En comparación con otros teléfonos, esto no es genial, pero es una de las contrapartidas de tener un smartphone compacto. 

Deja un comentario